miércoles, 1 de junio de 2011

“Si alguien quiere que algo bueno pase, tiene que hacer lo posible.” NOTA EN TELA DE RAYÓN :)

INFAMIA TRASCENDENTAL “Si alguien quiere que algo bueno pase, tiene que hacer lo posible.”
29.5.2011
María Florencia Álvarez (28) y Julia Frumento (25) son las creadoras/editoras/obreras de Infamia trascendental, una editorial independiente de Puerto Madryn que, como Estrella Deliciosa y Bajo los huesos entre otras, se dedica a editar a autores/as locales y nacionales. Todo a pulmón y artesanalmente. En esta entrevista, Flor (F) y Jules (J) nos cuentan cómo ser infames y trascendentes.

¿Qué es Infamia trascendental?
J: Es una editorial independiente, artesanal. Un proyecto que en realidad empezó Flor por su cuenta y después con un poco de ayuda pudo darle forma, me invitó a acompañarla y obviamente me prendí, porque me parece muy buena la idea y todos los principios que tiene.
F: Infamia nació también gracias al trabajo conjunto que, en un principio, llevamos a cabo con Tobías Maddox, mentor de la productora y distro nososunder.

¿Cuáles son esos principios?
J: Buscar gente que escribe y que por ahí no puede acceder a editoriales grandes.
F: Y también parte de los principios que manejamos son editar a bajo costo, vender a bajo precio y darle acceso a autores que no tienen otras posibilidades de publicación, pero también lo que queremos demostrar con lo que hacemos es que cualquiera puede tener una editorial. No queremos ser más grandes de lo que somos ni llegar más lejos de lo que estamos, simplemente queremos demostrar que cualquiera lo puede hacer, porque nosotras con el poco tiempo que tenemos para dedicarle, no sacamos muchos libros por año. Entonces, en realidad, si hay mucha gente que quiere editar, tendría que empezar a autoeditarse y a editar a otras personas. Y esa es la idea que me gustaría transmitir también: que todos lo pueden hacer.
J: Generar pequeñas células.

¿Ser una editorial independiente tiene que ver con estar al margen?
F: Estamos al margen de muchas cosas por decisión propia, estamos al margen de otras porque no nos dan lugar muchas veces. Pero sí, tratamos de estar al margen de las grandes editoriales y del comercio en general, porque creemos que se puede hacer otro camino, tanto para editar como para vender. Por eso tenemos ferias, nos movemos a nuestro ritmo cuando podemos y vamos a donde podemos o donde nos invitan y lo que nos gusta es no deberle nada a nadie. Para estar en el mercado o estar en el círculo cultural hay que deber favores y la verdad, no necesitamos de nadie que ponga plata, de nadie que nos auspicie y de nadie que figure. Y me parece que eso nos da la libertad de editar a quien queramos y lo que queramos de esa persona. Las tiradas son muy chicas, porque son lo que podemos hacer y también porque nos da posibilidad de seguir editando otras cosas. Nos marginamos, por decirlo de alguna manera, de ciertos círculos, porque nos gusta trabajar independientemente de ellos. Eso también nos define como independientes.

¿Cómo seleccionan el material que van a editar? ¿Qué perfil eligen?
J: en realidad, la gente que por ahí escucha sobre Infamia se acerca y si gusta… va.

¿Qué es “si gusta”?
F: Eso. Si nos gusta. No hay otro filtro.
J: Y por ahí si hay alguien que nos gusta y queremos editar, le decimos “che, tenemos una editorial, nos gustaría que participes, etc.” y así se van sumando a la lista de espera.

¿Cómo es el proceso de producción, paso a paso?
F. Tenemos el autor seleccionado, realizamos las correcciones pertinentes que en general son ortográficas, algunas de estilo, pero la última palabra la tiene el autor. Tratamos de no modificar nada que no sea aceptado. Una vez que tenemos el material ya listo hacemos una edición en la computadora, que es bastante casera, de ahí mandamos a fotocopiadora, se cortan las hojas en un determinado tamaño, también se cortan las tapas que son de radiografía. Eso es un cortado manual. Se busca la tapa; tenemos una diseñadora que se encarga de hacerlo, Sofía Benavídez. Después viene el armado, que es poner las hojas en orden y abrocharlas a la tapa. Encima de la tapa de radiografía hay un papel impreso con la ilustración a color y encima se le pega un rectángulo de contac que también lo cortamos a mano. Tenemos un trabajo que es bastante largo.
J: El formato, el tamaño es casi siempre el mismo.
F: Sí. Tenemos una mini antología que es chiquitita y una novela que salió en tamaño grande, “La pampa tímida” de Juan Ignacio Previgliano, que es una gran obra.

¿Cuál es la respuesta de la gente con todo lo que ustedes producen?
F: La respuesta en general es buena, llaman la atención, porque son artesanales. No tenemos un público definido, pero en general es el público que va a ferias o a recitales.

En el blog de Infamia aparecen los libros editados colgados de un cordel ¿Qué les pasa a las palabras cuando las cuelgan al sol?
F: Las colgamos al sol por varios motivos, a saber: quizás porque tienen que expandirse, viste que hay cosas que al calor se expanden, para que lleguen más lejos. Y porque somos unos colgados y entonces los libros salen exclusivamente en enero, porque el resto del año no podemos... trabajamos, estudiamos... Entonces es una metáfora: somos unos colgados y nos colgamos como los libros, que están colgados.

Los fondos, la plata, ¿salen exclusivamente de los bolsillos de ustedes?
F: En realidad Infamia se autogestiona. Además de ser editorial, tenemos una pequeña feria de libros de otras editoriales y con eso vamos bancándonos las ediciones. No siempre sucede que está la plata, pero como las ediciones son tiradas de cincuenta ejemplares, se venden rápido y se genera un fondo para poder seguir editando. Pero sí, ha sucedido a veces que tuvimos que poner del bolsillo.

Si tuvieran mucha mucha plata, ¿en qué se transformaría Infamia trascendental?
J: Más o menos seguiría siendo lo que es. Es decir, los principios son que se mantenga artesanal, independiente, no vamos a poner una fábrica. Por ahí Flor dejaría de trabajar. Por ahí sacar más libros.
F: No nos transformaríamos en nada, porque me parece que el tiempo que nosotros pasamos armando libros o editando o haciendo esas tareas que lleva la edición, es tiempo que no lo cambiaríamos por otra cosa. Pasamos tiempo juntas, disfrutamos mucho de la tarea y eso el dinero no lo podría modificar para bien de ninguna manera. ¿Qué tendríamos? ¿Empleados? ¿Cómo sería una mejora? No habría, no podría haber una mejora. Si tuviéramos dinero podríamos tener los equipamientos que no tenemos, que eso también nos insume mucho dinero, las fotocopias, que cada vez están más caras.

Entonces nunca lo transformarían en algo que sea un medio para vivir.
F: No querríamos vivir de esto. Me da la sensación de que ponerle la carga de mantenernos le sacaría completamente el disfrute al trabajo. Necesitaríamos cumplir plazos, tener otro tipo de tiradas, y sería una cosa mucho más en serie... una obligación.

¿Por qué puede seguir existiendo Infamia trascendental?
F: Infamia sigue estando porque es nuestro cable a tierra y también porque queremos y también porque no lo hace mucha gente y porque nos hace más felices. Y también existe y sigue existiendo porque le ponemos tiempo, ganas y dinero para que suceda. Y creo que si alguien quiere que algo bueno pase, tiene que hacer lo posible...

¿Qué pasa con la literatura que circula en los blogs?
F: Es un lugar en donde la gente publica sin ningún tipo de filtro y eso da la posibilidad de conocer a escritores geniales y de los otros, pero uno tiene la posibilidad de seguirlos más asiduamente porque es como un libro continuo. Es un libro que no tiene fin. Entonces la persona se expresa constantemente. Además creo que es una forma de tener literatura y de libre circulación. Aunque también me parece que entra un poco en conflicto con la idea de la persona que quiere vivir de su arte y eso es algo que no tengo muy en claro cómo manejarlo.

A esta altura, quienes están leyendo ya deben estar deseando visitar algunos blogs...
F: Te paso direcciones.
http://infamiatrascendental.blogspot.com
http://redeforme.blogspot.com
http://amebamalvada.blogspot.com
http://nososunder.blogspot.com
www.fantazine.blogspot.com
www.el-idiota-blogspot.com
http://mi-novela-autobiografica.blogspot.com/

¿Qué es lo infame?
F: Lo marginal.

¿Que es lo trascendente?
F: Lo que importa y está al margen. Mirá qué buena definición que sacamos de la galera, de repente. Por eso nos llamamos así.
J: Los momentos de reunión, la producción de los libros, eso es lo trascendente. Lo que queda. Son momentos muy especiales, a pesar de que podrían ser cotidianos.

¿Cómo les gustaría que quede Infamia Trascendental en las páginas de la historia?
J: Y, si estamos hablando de márgenes, sería un recuadrito al margen tal vez, como en los libros de texto, una pequeña curiosidad.

¿Y qué diría en la nota al pie?
F: Probablemente tendría que decir que éramos gente que hacía cosas sin sentido. Somos conscientes de que esto que hacemos no tiene mucho espacio en el mundo en que vivimos. La historia la escriben los que ganan y nosotros no seríamos los que ganamos, entonces estaríamos a un costadito, como hermosos perdedores.

3 comentarios:

Cuper dijo...

buenísimo!
felicitaciones Flor y Jules
a seguir editando libros!!!!!

Juan Ignacio dijo...

Música para festejar !!

http://www.youtube.com/watch?v=DZFJIW6-53E

abrazooos !

Flor dijo...

gracias cuper y previ :)